Creo que el final del año es el peor momento para crear nuevos objetivos. En general cualquier estado de euforia, de exaltación, de irrealidad incluso diría como la navidad, no es el mejor momento para crear nuevos objetivos.

Yo antes también lo hacía así, y todo quedaba por lo general en papel mojado. Ahora busco otras épocas más tranquilas, más conscientes, para pensar en los retos que están por venir a corto plazo. Además me parece artificial escoger el año como periodo. Sin duda habrá retos que requieran poco tiempo y otros que requieran más. Habrá retos que cumplamos y otros que no. Por que un año? Solo es una representación arbitraria (como casi todo al principio) respecto a una estrella llamada Sol en una minúscula galaxia en mitad de un espacio infinito.

Para mi un objetivo o un reto es un contrato, así que me cuido mucho de que pongo en esa lista. Y desde luego no es algo que haga con unas cuantas copas de champagne en el cuerpo el día 31.Hoy es 1 de enero y no he añadido nada a mi lista. Mi 1 de enero de 2017 lo he pasado con mi familia, también he salido en bici por Lyon, donde vivo desde finales del 2012.

21 Km, Lyon, 3°C, media de 16 km/h
21 Km, Lyon, 3°C, media de 16 km/h

Al salir he pensado que debía parecer una de esas personas que el día anterior se dijo: En 2017 haré más deporte!

Cuando todo el mundo esta nervioso y dejándose llevar, mas estricto intento ser con mis ideas.

 

Otro estilo de objetivos que nunca me han funcionado. Quiero decir que hay que ser concreto. Que significa hacer más deporte? Ir al gimnasio? Salir a correr? Salir en bici? Cuántos días lo harás por semana, cuántas horas, qué necesitas? Hay que concretar. Cuanto más detallado, más fuerte es el contrato, y para mi, más difícil de romper.

Romper un contrato generalmente significa ser capaz de encontrar las excusas necesarias para no cumplirlo.

 

Tengo objetivos aun en mi lista, porque añadir algo nuevo ahora? para sentirme mejor? A veces decirse que uno va a hacer algo es un poco como empezar a hacerlo. Nada más lejos, pero nos hace sentir bien por un instante, es adictivo pero uno se mira y sigue ahí, en el sofá sin hacer nada. Hace un año o dos añadí a mi lista : No ser vago. Me ha ayudado mucho a trabajar por el resto.

Yo soy programador y en mi lista solo hay dos proyectos relativos a la programación, dos aplicaciones que quiero crear y que me ayudaran en mi día a día. Los objetivos están bien, una persona debe tener rumbo, aunque no sea fijo, pero debe dirigirse hacia algún punto. Yo no soportaría vivir sin uno. Pero cuidado, porque puede que uno se pase los días mirando a ese horizonte sin hacer nada para conseguirlo. Hay que vivir el día, lo que hagas hoy te puede ayudar a conseguir esos objetivos.

No lo hago cada día, pero a veces por la mañana me siento tranquilamente y leo la lista y me pregunto qué puedo hacer hoy para avanzar en este o en tal objetivo. Así que mi reto se divide en micro retos que tienen validez hoy. Un reto no sale de la lista hasta que ha sido conseguido, y no entran nuevos retos hasta que la lista no se hace más pequeña. Pero la lista no cambia cada año, sino que está siempre ahí, siempre está viva y nunca se renueva, solo entran y salen lineas, contratos, retos. Pero no dejo de vivir el día a día, parando los pies al bullshit de fin de año (lo mismo ocurre al final del verano).

Si no has encontrado las razones correctas que te motiven a hacer algo, es decir, si en realidad no quieres hacer algo, por que añadirlo a una lista ? Por que contarlo a alguien ? Yo guardo mis objetivos en privado, no soy muy 2.0, no uso las redes sociales, llámame bicho raro, todo lo que tengo es este blog y una cuenta de twitter en la que no escribo o escribo y borro periódicamente. Por qué ponerse en evidencia ? Yo no escribiría mas de 5 o 6 cosas en esa lista, cosas que realmente estoy dispuesto a hacer. Cosas que me hagan avanzar, en lugar de retos que solo sirven a crear una imagen y auto-convencerse de cosas erróneas. No quiero que las mismas frustraciones se repitan al final de cada ciclo.

Objetivos que podrían estar activos hoy:

  • Menos programación pero mas práctica, quiero aprender las bases y quiero darme lo que me falta para ser un full-stack web developer.
  • Disfrutar mas de todo lo que había antes de la programación: literatura, cine y deporte.
  • Llevar a cabo los proyectos personales de programación.
  • Dedicar menos atención al ruido de Internet: Aporta o aparta (de mi camino)
  • Quiero hacerme algunos tattoos nuevos!
  • Recuperar cierto orden y calma tras unos meses tumultuosos, suena abstracto pero se puede concretar.

Seguro que podría añadir mas cosas, pero que sentido tiene? Lo importante es lo que haces no lo que piensas o dices. Probad a medir a las personas por lo que hacen, no por lo que parecen. La lista de objetivos debería ser una pila FIFO.